Poesía, Sin categoría, Viviendo entre grandes escritores.

3 poemas de André Bretón

La muerte rosa

Los pulpos alados guiarán por última vez la barca cuyas
velas están hechas de ese solo día hora a hora
Es la velada única tras la cual sentirás subir por tus cabellos
el sol blanco y negro
De los calabozos rezumará un licor más fuerte que la muerte
Cuando se la contempla desde lo alto de un precipicio
Los cometas se posarán suavemente en los bosques antes
de fulminarlos
Y todo pasará dentro del amor indivisible
Si el motivo de los ríos nunca desaparece
Antes de que sea completamente de noche observarás
La gran pausa de la plata
Sobre un pescador en flor aparecerán las manos
Que escribieron estos versos y que serán husos de plata también
Y también golondrinas de plata sobre el oficio de la lluvia
Verás el horizonte abrirse y de pronto habrá acabado el
beso del espacio
Pero el miedo ya no existirá más y los cristales del cielo y del mar
Volarán por el viento con más fuerza que nosotros
Qué haré yo con el temblor de tu voz
Sonríe danzarina alrededor del único lustro que no caerá
Trampa del tiempo
Subiré los corazones de los hombres
Para una suprema lapidación
Mi hambre dará vueltas como un diamante demasiado tallado
Trenzará los cabellos de su hijo el fuego
Silencio y vida
Pero los nombres de los amantes se olvidarán
Como la adónica gota de sangre
En la luz enloquecida
Mañana engañarás a tu propia juventud
A tu gran juventud luciérnaga
Los ecos solos harán moldes de todos los lugares que existieron
Y en la infinita vegetación transparente
Te pasearás con la celeridad
Que se pide a los animales de los bosques
Acaso te desgranes entre mis despojos
Sin verlos lo mismo que uno se arroja sobre un arma fluctuante
Pero yo perteneceré al vacío semejante a los Peldaños
De una escalera cuyo movimiento se llama muy penoso
Para ti los perfumes desde entonces los perfumes prohibidos
Lo angélico
Bajo el musgo esponjoso y bajo tus pasos que no existen
Mis sueños serán vanos y formales como el rumor de los
párpados del agua en la sombra
Me introduciré en los tuyos para sondear la profundidad
de tus lágrimas
Mis llamadas te dejarán dulcemente vacilante
Y en el tren hecho de tortugas de hielo
No tendrás que tirar de la señal de alarma
Llegarás sola a esta playa perdida
Donde una estrella descenderá sobre tus equipajes de arena

Traducción de Manuel Álvarez Ortega

Mundo en un beso

Mundo en un beso
El músico con baquetas de avellano cosidas en las mangas
Apacigua a un enjambre de jóvenes monos-leones
Que descendieron con gran estrépito de la cornisa
Todo se vuelve opaco veo pasar la carroza de la noche
Arrastrada por los ajolotes de zapatos azules
Que penetra resplandeciente por la violencia que conduce a la tumba
Pavimentada de párpados con sus pestañas
La ley del talión utiliza un pueblo de estrellas
Y tú te matizas para mí de un negro rocío
Mientras los horribles bornes mentales
Se hienden en el sentido de la longitud
Dando paso a unos penachos
Que miran al lago próximo
Los barrotes del espectáculo están maravillosamente retorcidos
Un largo huso de aire atestigua sólo la huida del hombre
De madrugada entre la ilustre alfalfa
La hora
Sólo es lo que hacen sonar las piezas de oro de la bohemia
En las aspas de coriaria
Una amazona de pie sobre un caballo tordo anaranjado al galope
Desde lejos los brazos están siempre en extensi6n lateral
El rombo polvoriento del forro me recuerda
La tienda decorada de bisontes azules
Por los indios de la almohada
Afuera el aire se prueba los guantes de muérdago
Sobre un mostrador de agua pura
Mundo en un beso limpio
Para mí las escamas
Las escamas de la gran tortuga celeste con vientre de hidrófilo
Que se debate cada noche en el amor
Con la gran tortuga negra la gigantesca escolopendra de raíces

Traducción de Manuel Álvarez Ortega

No ha lugar

Arte de los días arte de las noches
La balanza de las heridas que se llama Perdona
Balanza roja y sensible al peso de un vuelo de pájaro
Cuando las amazonas de cuello de nieve con las manos vacías
Empujan sus carros de vapor sobre los prados
Veo esa balanza sin cesar enloquecida
Veo el ibis de bellos modales
Que regresa del estanque atado en mi corazón
Las ruedas del sueño encantan a los espléndidos carriles
Que se elevan altísimos sobre las conchas de sus vestidos
Y el asombro salta de aquí para allá sobre el mar
Ve mi querida aurora no olvides nada de mi vida
Toma estas rosas que trepan en el pozo de los espejos
Toma los latidos de todas las pestañas
Toma hasta los hilos que sostienen los pasos de las marionetas
y de las gotas de agua
Arte de los días arte de las noches
Estoy en la ventana muy lejos de una ciudad llena de terror
Fuera unos hombres con sombrero de copa se persiguen a
intervalos regulares
Semejantes a las lluvias que amaba
Cuando hacía tan buen tiempo
«La ira de Dios» es el nombre de un cabaret al que entré ayer
Está escrito sobre la portada blanca con letras más pálidas
Pero las mujeres-marineros que se deslizan detrás de los cristales
Son demasiado hermosas para tener miedo
Aquí nunca el cuerpo siempre el asesinato sin pruebas
Nunca el cielo siempre el silencio
Nunca La libertad sino por la libertad

Traducción de Manuel Álvarez Ortega

Extracto de nuevo libro., Las lágrimas de una inmigrante, Reseña, Sin categoría, Viviendo entre grandes escritores.

Avance: Las Lágrimas de una inmigrante/Mindfulnnes para el Ser/Crisis con plenitud

Sofía, la caribeña, como la bautizó un litógrafo de Pocitos, Montevideo, se fue un día desde Caracas, Maiquetía hasta Santiago de Chile, Chile, esperando conseguir el amor de su vida. Y encontró a un pequeño uruguayo, lleno de amor bondadoso, pero Sofía, la caribeña, sólo pensaba en Venezuela, cuando llegó el otoño y se ocultó el Sol y no escuchó más el canto de las aves, Sofía entristeció.

Les comento mis avances de mi segundo libro, estamos trabajando para que lo lean en Venezuela,  América, y España, porque el tema de las migraciones, de la unicidad del ser, la paz, el amor, es un tema para todos, estamos trabajando muy duro, con la colaboración de los escritores Sara Cartes, nuestra querida Saricarmen de Chile, Juan José Pacheco (Jon Icaro) hijo de mis queridas tierras españolas, mis hermanos de letras del Poder de Las Letras, y Luis Perozo Cervantes de Venezuela, a todos los que han colaborado de una manera u otra, mi gratitud y el amor fraterno desde mi querida Venezuela.

Les presento la portada.

Seguiremos informando,

Con amor

Karem Suárez.

portada y contra portada

Poesía, Reseña, Viviendo entre grandes escritores.

Padre

Quedarme ha sido difícil

me sostiene una despedida velada

un entierro que me ancla

mi padre

 

nunca he vuelto a visitar su tumba

aunque me pertenezca

 

soy su adiós sin descendencia

y  debo cuidarlo

¿de qué otra forma puedo pagar sus abrazos?

 

infinito, aún de mi yo cobarde

 

me sostengo, si

no puedo de pie una sombra

huir sería como detenerme

le camino y soy mi propio hijo

una condición extraña del perdón

 

el beso en los labios que jamás le dí

Luis Perozo Cervantes.

Poeta venezolano

Tomado del Poemario Autoelegías, Luis Perozo Cervantes:  (Maracaibo, Venezuela, 5 de Agosto de 1989) Poeta, ensayista, Presidente Fundador de la Asociación Civil Movimiento Poético de Maracaibo y coordinador del Festival de Poesía de Maracaibo. Ejerce como Jefe Programación de la Dirección de Cultura del municipio Maracaibo y editor Jefe de Ediciones del Movimiento.

 

Sin categoría, Viviendo entre grandes escritores.

Feliz cumpleaños Benedetti.

Conversa

-Perdón. ¿Puedo sentarme aquí, contigo, a terminar esta cerveza?

-Si, claro.

-Mi nombre es Alejandro Barquero.

-Está bien. Yo soy Estela.

-Estaba en el otro extremo del café. No sé te vi tan sola.

-Me gusta estar sola.

-¿Siempre?

-No, siempre no. Hay días. ¿No te ocurre que de pronto te vienen ganas de hacer balance contigo mismo?.

-A veces. Pero por lo general de noche. Mi problema es que padezco de insomnio

-De noche prefiero dormir.

-Yo también. Pero no siempre.

-¿Mala conciencia?…

Mario Benedetti.

Extracto de Buzón del Tiempo. Mario Benedetti.

Descargado del blog Agus Disder Poesia. https://aguspoesia.wordpress.com/

Mario Orlando Hardy Hamlet Brenno Benedetti  nació el 14 de Septiembre de 1928 en las hermosas tierras uruguayas, para ser más precisos en Montevideo, donde vió la Luz,  fue  escritor, poeta, dramaturgo y periodista, su obra indica que ha sido traducida en más de 20 idiomas distintos.