literatura, Poesía, Sin categoría

A mi manera

La luna hechiza los verdes follajes

El cielo se hizo estrellado

No conozco de diablos y poetas

Solo se la sed de mi canto

Siempre a mi manera

Acepto las dudas razonables

No entiendo tu paciencia

Mi cielo se ha vuelto estrellado y sublime

Le he escrito al amor de una y mil maneras

Quiero amarte despacio como si nunca hubiera amado

Acepto tus disculpas

Sin ti el viaje sería largo y penoso

Por supuesto, prominente desdeño a la magia

Te fuiste y me quedé sola

De una y mil maneras

Me quede con el alma vacía

Sola en este pueblo de bullicio

Así me quedé esperando

Amando a mi manera.

Karem Suárez

literatura, Poesía, Sin categoría

Canciones de medianoche II

Seré paciente

conmigo misma

Amaré

Caminaré

Seré tu erótica mirada

de noche

de día

Tu luna llena

enloquece

alma

Nada ni nadie

me quitará la sonrisa

Tus palabras me lastiman

Cada quien con su osadía

No apagarás mi luz

Ni serás mi desdicha

La felicidad está asomándose

Soy feliz conmigo misma

Me gusta perderme en tu melancolía

Perderme en esa manía de amarme

Me gusta besarte

sin reparos

Me gusta perderme en tu verdad

No es la mía

Me gusta amarte en la música cohibida de tus versos

Tus poemas de amor

cuelgan de todos los días

Cada flor es la primavera

De amaneceres

palidecidos

Una romántica cena

se ha obscurecido

 

No sabes cuánto amor le tienes

Se acuerda de ti

de vez en cuando

Le falta amor propio

Le enloquece tu mirada

Se viste de noche

Sale por las calles

Buscando tus ojos

Como si los encontrara en cada estrella

Palidece de no verte

Su angustia le corta las venas

No sabe cuánto la amas

Ella tiene temor de entregarle su cuerpo

Solo quiere ser feliz con su mirada

No haya la llave para entenderse

Sus almas se abrazan

Él enloquece en las sombras

Solo quiere su luz

Su claridad en la mirada

Él quiere cerrar los ojos con ella

Tocar suavemente su piel

Amarla despacio

No tiene desprecio por la vida

Ella lo ha salvado

Con su poesía

Con su ternura

Con su dulzura enmudecida

Su calor es una medicina curativa

 

Ella escribirá gratas canciones

Su alma se oirá entre versos

Sentirás sus emociones

 

Ellos se amarán despacio

Disfrutará día a día

Su luz

la ilumina

La ha visto todos los días

Su corazón se engrandece

Ella no entiende de egoísmo

Ni de contratos

La vida se le hace corta

Cada mañana ella resplandece

Es una iluminación palpitante

Tiene miedo de perderse

Que cada gota sea la última

Tiene miedo de amar

De lastimarse así misma

Ella sueña noches de pasiones intensas

Sueña desatarse con nubes de gloria

Ella no entiende de istmos

Si la miel de su mirada

se enaltece con su gustosa vista

Es porque la vida le ha cambiado

Él sigue en su triste vacío

Sus almas seguirán juntas hasta el más allá

Su pasión está llena de emociones reprimidas

La vida está vacía

Cada día es palpitante caminar de escapadas

sonrisas

Ella quiere reconocerse en la mirada

Él quiere conocer su cuerpo y sus curvas

Su Ángel se llena de alegría

Cada cuerpo es una dimensión

Ella quiere una oración

Sentimientos encontrados

Oraciones encadenadas

De luz y de emoción

La humanidad lo sabe

Sus lágrimas han caído

Es un sol

De ilusiones

brisas

nieves y copas

Como si fuera

lo último que hicieras

Ama su alma

Disfruta el néctar

Su flor candorosa

Se ha abierto a ti

Deja vanas ilusiones

Ella es sol de tu mirada

La encontraste un día

sin tiempo

ni música

Te habías perdido en la obscuridad

Océano de melancolía

Era tu estrella

El sueño de toda tu vida

La amaste sin traiciones

La esperaste sin consuelo

La viste reír

dulcemente

 

Esa era tu amor

secreto

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Disfrutaste cada momento

Esperaste pacientemente

 

Ella sonría

solo de verte

Corazón de la mirada

Se hizo grande

Inmenso

Para amarte de noche

de día

Quiere llevarle rosas

Cantarle canciones

Las canciones de amor

son difíciles

cuando se ama desde el ser

profundo

Ella lo espera pacientemente

Con sueños de su regreso

Espera

Espera

Bajo la lluvia de lágrimas

Que un día regrese

Se vean lunas y estrellas

 

Parece una loca estremecida

Por los vaivenes de la vida

Si quieres amar

hazlo despacio

sin tanto desván

El avión que cruza por su mente

Solo quiere ver su helada figura

 

Karem Suárez

literatura, Poesía, Sin categoría

Canciones de medianoche I

Cada café fue una pérdida de vida

Fuiste el lamento

Te fuiste

Me acariciaste las sienes

sin final

Te perdiste en las tierras de la melancolía

Nadie entiende

La vida es un don

Trasmutación en cada lugar

La dulzura en mis brazos

era mi alegría

Te fuiste sin verme

hija mía

mi niña

Tengo las llaves para ser tu vida

Te escribiré bajo la lluvia

Lloraré por tu ignominia

Vestiré de poesía

Me sentaré sobre las flores

Escucharé tiernas canciones

Tu frialdad ya no me domina

Cada gota de dolor la transformaré

Disfrutaré la tristeza

hoy

mañana

Viviré bajo la lluvia

Te escribiré canciones

Te amaré bajo la lluvia

Seré tu poesía

Mis ojos serán tus espejos

Tu alegría

Viviré bajo la lluvia

Escribiré poesía

Karem Suárez

 

 

 

 

 

 

 

filosofía, literatura, Poesía, Sin categoría

Habito

Estoy sola, buscando un horizonte

De azules intensos

Buscando vanagloriarme en tu mirar

Cuantas mentes habitan en una meditación

Son como las canciones de mediodía

Sonoras y suaves

Tengo la luz estrellada de las noches sempiternas

-Habito en más de un azul enrarecido-

Tengo las manos pálidas de sortilegios

Es más de lo que parece

Tengo la intensidad de los mares

Sola habito en un silencio

Que obscuro se ha vuelto vivir

Después de tantos intentos de soñar

He amado hasta inmensidad

Me he vuelto madura

Con una sabiduría que habita en mí ser

De tanto buscarte te encontré

Y te deje partir

Habito en la negrura de la noche espesa

Karem Suárez

 

literatura, Poesía, Sin categoría

YO TENGO UN SUEÑO

Poemas desde el alma soñé

Yo tenía un sueño

Ve y camina despacito

Como lo hacen los niños

Antes de nacer te conocí

Me esperaba el alba

Muchos barquitos a la mar soñé

Se fueron uno a uno

Como la tiranía se los lleva

-Pensaba-

Camina despacito

Puede ser que nunca me olvides

O te llene de atardeceres rosáceos

(Pueden ser que las lágrimas  sean el castigo

a mi falta de humildad)

He venido desde el alma

Como cuando se tiñe desde el mar

La silueta del alba

Mis lágrimas de emigrante poco a poco las socavé

Tengo un sueño

Te fuiste en la madrugada

Al otro día lloré

Es la tristeza que cubre mi alma

Solo espero que tú sonrías al ver amaneceres

De un día cargado de esperanza

Muchos barquitos a la mar soñé